Cómo asegurar mi compra y dar seguimiento de mi pedido

Uno de los principales temores que la gente ha manifestado al comprar en línea, especialmente la primera vez, es que no tienen la certeza de que su compra va a llegar. ¿Cómo puedo asegurar que voy a recibir lo que compré y cómo puedo hacer seguimiento de mi pedido?


Existen cientos de historias en Internet sobre compras fallidas, pero casi todas ellas tiene un factor en común: los clientes no verificaron en dónde estaban comprando. En el mejor de los casos, les llega algo completamente diferente a lo que habían visto anunciado, pero también pueden ser víctimas de un fraude y gastar sin que nunca les llegue su compra.


Pero tranquilos, hay maneras de evitar que esto ocurra, y por eso hoy te vamos a decir en qué debes fijarte al comprar en línea, y cómo puedes rastrear tu pedido una vez que realizas tu compra.


Las señales de alerta


Es fácil emocionarnos con ofertas que parecen muy atractivas en Internet, pero cuando algo es sospechosamente bueno para ser real, lo más probable es que, en efecto, sea falso. Entonces, ¿cuáles son las señales que puedes reconocer para evitar caer en un fraude?


1. El URL no es seguro. Una de las señales más evidentes que te pueden ayudar a reconocer que un sitio es inseguro, es que el URL no comienza con https://. Si le falta aunque sea una letra, nadie puede asegurar que tu información está resguardada. Si el sitio en donde estás no cumple con esta condición, ¡huye! Y nunca brindes tus datos personales ni bancarios en una página así.


2. No hay candadito. Otra señal evidente es que junto a la dirección URL, justo al inicio, no hay un pequeño candado cerrado el cual indica que tu información está segura. Éste debe estar presente especialmente al momento de brindar tus datos de pago. Recuerda: sin candadito no hay compra.


3. Malos comentarios. Antes de comprar en cualquier sitio, procura revisar las reseñas de compradores anteriores. La mayoría de las tiendas online tienen una sección de comentarios, si no es así eso ya es un mal indicador, pero si además la mayoría de las experiencias son negativas, ten cuidado, puedes estar frente a un sitio fraudulento.


4. Bots, bots, bots. Los bots son perfiles falsos creados con la finalidad de generar opiniones tendenciosas y aparentar mucho tráfico en una página web. Si la tienda en donde estás está llena de opiniones de gente con nombres dignos de telenovela, con fotos demasiado posadas y todos los comentarios son perfectos o hasta idénticos, entonces no es normal. Es muy difícil que una tienda real tenga una calificación perfecta, no se le puede dar gusto absolutamente a todos.


Seguimiento de mi pedido


Una vez que hayas asegurado que ninguna de estas señales de alerta están presentes, y hayas realizado tu compra de manera segura, la tienda gestionará el envío y te


proporcionará un número de guía o referencia con la que puedes rastrear tu paquete en tiempo real.


¿Cómo funciona? Es muy simple, debes ingresar a la página oficial del servicio de paquetería que el vendedor haya usado, y poner el número de referencia que se te brindó.


También puedes crear una cuenta de usuario para obtener información más precisa. ¿Qué información puedes obtener? Con el número de guía podrás conocer el estado más reciente de tu paquete y el tiempo estimado de llegada. Si existe algún retraso o algo sucede en el camino, también lo podrás saber. Recuerda estar presente en tu domicilio el día de la entrega, para evitar contratiempos.


Cuando se trata de comprar en línea, tu intuición es lo más importante. Si sientes que no puedes confiar en el sitio en donde estás, no te arriesgues a comprar. Siempre y cuando sigas las recomendaciones de seguridad, verás que al comprar en línea no tienes de qué preocuparte.