Tips para mejorar tus finanzas

Parte del disfrute de cualquier compra, tiene que ver con qué tan responsable fuiste al comprar y qué tanto cuidas tu economía, si no tienes pleno control de tus ingresos, gastos y deudas, puedes despilfarrar en cosas innecesarias y luego tener que limitarte en las compras que más disfrutas o que realmente necesitas.


Como ya te hemos platicado en muchos artículos, comprar en línea es una de las formas más fáciles, prácticas y versátiles de consumir toda clase de productos, pero para que tus compras sean más efectivas y felices, te dejamos un par de consejos para planificar bien tu presupuesto y para que puedas hacer uso de él como quieras, a la hora que quieras y desde el sillón de tu casa.


1. Elabora un presupuesto. Anota tus ingresos y gastos mensuales para saber cuánto dinero destinas a cada cosa. Si tienes más gastos que ingresos, identifica en qué puedes economizar. Si tienes más ingresos que gastos, haz un plan de ahorro o destina una parte de tu presupuesto para tus gustos personales y compras en línea.


2. Prioriza tus gastos. Planear tus compras te permitirá diferenciar las cosas que verdaderamente necesitas de las que pueden esperar. Invierte un tiempo en hacer una buena investigación de los precios y calidad de los productos que consumas, para hacer esto, el comercio en línea es de lo más efectivo porque puedes hacerlo cómodamente.


3. Consume inteligentemente. No hagas compras por impulso y estate pendiente de todas las promociones, esto también lo puedes hacer muy efectivamente en línea, pues te permite navegar por millones de sitios y ver ofertas todo el tiempo.


4. Conoce tu capacidad de endeudamiento. Resta a tus ingresos mensuales la cantidad que gastas en un mes y la que destinas al ahorro para saber qué tanto puedes endeudarte. Nunca pienses que el día de mañana encontrarás un maletín con un millón de dólares, mejor ve despacio y realiza buenas compras en lugar de gastar en cocas y cigarros.


5. Usa el crédito a tu favor. Nunca te retrases en tus pagos, paga a tiempo tus deudas y compromisos financieros para evitar recargos, intereses moratorios y gastos de cobranza.


6. Ten un plan de vida financiero. Establece metas realistas, considerando tu nivel de ingresos y gastos. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para tu futuro familiar.