Tips de seguridad para mi primera compra en línea

Si nunca has comprado en línea, probablemente es porque tienes muchas inquietudes sobre la seguridad de tu información. ¿Cómo saber cuando un sitio es confiable? Hoy te vamos a algunos tips de seguridad para comprar en línea.
 

Lo primero que debes saber es que comprar en línea es cada vez más común. Tan sólo el año pasado, 80% de los usuarios de Internet en México realizaron alguna compra en línea. El comercio electrónico es una tendencia que sigue creciendo y, por lo tanto, las leyes de protección al consumidor también han aumentado.
 

Todas las tiendas en línea deben ofrecer documentación legal que indica cómo van a almacenar y usar tu información. Éstos son los famosos Avisos de Privacidad y los Términos y Condiciones. Es importante que siempre los leas antes de realizar tus compras,
de esta manera te aseguras que tu información se encuentra protegida.

 

Por otro lado, recuerda que la mayoría de los bancos ya cuentan con un seguro de protección por cargos no autorizados, es decir, por compras que no hayas hecho. Infórmate con tu banco sobre cómo este seguro te protege, y qué debes hacer si un día te llega un cargo no reconocido.

 

7 tips de seguridad básicos

Aquí van algunos simples tips que puedes seguir para que tus compras en línea siempre sean seguras.

1. Verifica que el URL de la página a la que estás accediendo empiece con https://, esto significa que la transferencia de datos es segura y confiable.


2. Siempre busca información sobre la tienda que vas a consultar y los productos que quieres comprar. En Internet encontrarás muchas opiniones, recomendaciones y experiencias de otros usuarios que te pueden servir como guía.


3. Evita dar clic en ofertas y promociones que te saquen de la tienda donde estás, y te dirijan a otros sitios no verificados ni relacionados con la página donde quieres comprar.


4. Siempre haz caso a tus instintos. Si la tienda te da “mala espina”, sus fotos son de baja calidad, hay anuncios en idiomas que desconoces, o simplemente los precios y las promociones son demasiado buenas para ser real, probablemente se trata de un fraude.


5. Antes de introducir tus datos bancarios, verifica que la página tenga en el navegador (junto al URL) un pequeño candado. Esto significa que la información que estás a punto de proporcionar está protegida.


6. Siempre guarda la información de pago y del vendedor, puedes necesitarla para alguna aclaración.


7. Nunca uses la misma contraseña para todos los sitios donde compras, es recomendable cambiarla de vez en cuando.

No olvides verificar que los cargos a tu cuenta coincidan con lo que estás comprando. Si llegas a tener algún inconveniente, acércate al comercio para atender tus dudas y darle seguimiento a tu solicitud. Normalmente las tiendas en línea cuentan con un Servicio al cliente ya sea por chat, teléfono o correo electrónico.
 

Si los problemas persisten, crees que tus derechos como consumidor no son respetados o tienes alguna queja, puedes reportarlo al teléfono del consumidor: 5568-8722 y 01800 4688722.
 

Actualmente hay tanta variedad y las compras en línea son tan habituales, que resulta bastante conveniente poder hacerlo desde cualquier computadora o incluso desde tu celular. Siempre que sigas estos simples tips, tus compras serán seguras y confiables.
Así que, ¿qué estás esperando? Da el clic y comienza a disfrutar los beneficios de comprar en línea.