Cómo pedir comida cuando no quiero salir de casa

Media semana, llegas a casa y lo único que quieres es descansar. Te pones ropa cómoda, te diriges al refri y ¡oh-oh!, está vacío. Mueres de hambre, pero lo último que quieres hacer es volver a arreglarte para buscar algo. ¿Y si no quiero salir de casa, qué puedo hacer?


Pues es hora de que conozcas las ventajas de pedir comida por Internet.


Ordenando mi comida


Si bien el servicio de comida a domicilio es un concepto que existe desde hace tiempo, ahora ordenar es más fácil que nunca gracias a las bondades del Internet.


Contar con pedidos en línea se ha convertido en una regla para casi todos los restaurantes, pues es una de las opciones favoritas de la gente, que sabe que puede encontrar prácticamente lo que sea y cuando sea en línea.


Si nunca has pedido comida por Internet, aquí te decimos cómo hacerlo:

  • Lo primero es buscar tu restaurante favorito. Si se trata de una empresa conocida, no tendrás ningún problema en encontrar su sitio oficial.

  • Otra opción es buscar a través de una página de pedidos de comida en línea, como Sin Delantal. La gran ventaja de estas páginas, es que puedes encontrar una gran variedad de opciones de comida en un mismo lugar, e incluso esos pequeños restaurantes que te encantan y no tienen una página oficial. Para esta opción, tendrás que crear una cuenta, y es recomendable que también descargues la app para que te sea más práctico pedir desde tu celular.

  • Una vez que hayas elegido el restaurante que quieres, revisa su menú, cada platillo debe especificar su costo y tener una breve descripción.

  • Al elegir el platillo que quieres, te darán la opción de hacer especificaciones: sin cebolla, con aguacate, queso extra, etc.

  • Una vez que hayas elegido todo lo que quieres pedir, ve a tu carrito de compra y revisa que tu orden esté completa, con todas las especificaciones que hiciste.

  • Cuando estés seguro de que tu compra está completa, selecciona la opción de pagar. Es probable que en este momento de pidan crear una cuenta, ya sea con un correo electrónico o tu perfil de Facebook.

  • Una vez que crees una cuenta o ingreses a tu perfil, podrás seleccionar la opción de pago que más te guste. Por lo general, te darán la opción de realizar tu pago en línea con alguna tarjeta, o pagar en efectivo cuando llegue tu pedido. Si eliges el pago en línea, te solicitarán tus datos bancarios.

  • En algunos casos, se te añadirá una pequeña cuota por el servicio a domicilio. No es obligatorio que le des propina al repartidor.

  • Verifica que el total sea correcto, y confirma tu pago.

  • El restaurante debe especificar aproximadamente en cuánto tiempo llegará tu pedido. Por lo general, no es más de una hora.

  • Los sitios o apps de pedidos de comida en línea, normalmente también te permiten rastrear tu pedido para calmar las ansias del hambre.

  • Siempre revisa que tu pedido sea correcto en cuanto llegue, así podrás hacer cualquier aclaración al momento.

Ventajas de pedir comida en línea

  • Hay una gran variedad de opciones para elegir, tanto en tipo de comida como en precios.

  • El proceso es muy sencillo, y si ordenas con regularidad puedes guardar tus datos para hacerlo más rápido.

  • No te preocupes por nada. Pide sin salir de casa y recíbelo en la puerta en cuestión de minutos.

  • Descubre restaurantes que no conocías cerca de donde vives.

  • Disfruta la comida de tus restaurantes favoritos sin tener que desplazarte.

  • Elige la forma de pago que prefieras.

Una vez que ordenes tu comida en línea, verás que es tan cómodo que no querrás volver a salir a ningún restaurante. ¿Qué se te antoja hoy?