Guía para un fin de semana de flojera

¡Llegó el fin de semana! Apenas te estás acostumbrando de nuevo al ritmo de trabajo después de las vacaciones de Semana Santa, y aunque ya salieron varios planes para estos días, tú tienes uno mejor: quedarte en casa a descansar.


Por eso nos dimos a la tarea de preparar la guía suprema para un fin de semana de flojera perfecto, para que puedas aprovechar todas las ventajas de comprar en línea sin tener que salir de casa.



Tu fin de semana de flojera día a día


Viernes:

Antes que nada, olvídate del trabajo y ponte cómodo porque un increíble fin de semana acaba de comenzar.


Termina con todos los pendientes que se hayan quedado para que puedas disfrutar los siguientes días sin preocupaciones. Si debes pagar tu teléfono, el celular o algún servicio, aprovecha la computadora para hacerlo cómodamente y sin presiones. Y si se trata de un pago recurrente, incluso puedes programar que se cobre mes con mes a tu tarjeta para que ya no debas preocuparte por eso de ahora en adelante.


No te abrumes por tener que cocinar, prácticamente cualquier cosa que se te antoje la puedes pedir en línea y recibirla en la puerta de tu casa. ¿Quieres pizza? Hecho. ¿Tacos al pastor? ¿Por qué no? Tus restaurantes favoritos te están esperando en Internet.


Y para pasar la tarde, nada mejor que unas buenas pelis en la comodidad de tu sillón. En línea puedes encontrar servicios de streaming, series y películas de excelente calidad. Siempre es mejor contar con una cuenta propia para poder ver tus títulos favoritos sin problemas y con la mejor resolución. Recuerda, no apoyes la piratería.


Sábado:

Despiértate tarde, no hay prisa. En lo que te decides a levantarte de la cama puedes pedir de almorzar a domicilio, ¿qué tal unos chilaquiles?


Mientras te encuentras almorzando, aprovecha para hacer el súper de la semana. Es facilísimo, sólo debes ingresar a tu tienda de preferencia, agregar todo lo que quieres comprar, pagar en línea y esperar en casa. También puedes solicitar hacer el pago en efectivo al momento de la entrega. Además, te llega el mismo día y te habrás ahorrado el estrés del tráfico y la fatiga de recorrer todo el supermercado buscando lo que quieres.


Aprovecha tu tiempo para consentirte con esas cosas que has dejado de lado. ¿Cuántos libros tienes pendientes? Has estado esperando el momento para ir a la librería a buscarlos, pero ahora todo el catálogo lo tienes en línea y es más sencillo conseguirlos. Hoy es un buen día para ponerte al corriente con los que te faltan, si los pides a buena hora los puedes recibir mañana mismo.


Regálate algo lindo, en Internet puedes encontrar cosas muy creativas para las cosas que te hacen falta en casa, o simplemente para ti mismo. El perchero que no has comprado, la el burro de planchar para hacerle juego a tu plancha, una nueva mochila para tu laptop, una plantita… en fin, es un buen día para terminar de decorar tu espacio.


Y si debes renovar tu guardarropa, no esperes más. Además de tus tiendas favoritas, en Internet puedes encontrar una infinidad de estilos diferentes, y ropa de diseñador que difícilmente encontrarás en una tienda física. Aprovecha este día para buscar los artículos de moda que necesitas, pide que te los entreguen mañana y sorprende a todos el lunes en la oficina.


Y no te olvides de Firulais, tu fiel compañero de cuatro patas que también te acompaña en este fin de semana y merece consentirse como tú. Puedes pedirle algunos treats artesanales, o su nuevo juguete favorito. hay pequeñas tiendas en línea que tienen cosas muy coquetas para él.


Domingo:

Hoy es el día que más debes disfrutar para renovar energías y prepararte para una semana productiva.


Hoy es un buen día porque, además, llegan los pedidos que hiciste ayer. Ese momento en el que recibes tu compra en la comodidad de tu hogar, y abres cada paquete como si fuera un regalo, se siente como un abrazo de ti para ti.


Tómate tu tiempo para cada cosa. Pruébate la ropa, lee los libros, juega con tu mascota, revisa los regalos que compraste. Verifica que todo esté bien, y disfrútalo.


Ve planeando tu semana para que no te ganen las prisas. Por ejemplo, puedes visitar la cartelera de cine e ir comprando los boletos para apartar el mejor lugar de la sala. Así no tienes que preocuparte por no encontrar lugar. Y de paso revisa los eventos que estarán en tu ciudad próximamente, y compra tus boletos antes de que se agoten.


Finalmente, consiéntete con algo rico para cerrar el fin de semana. Lúcete, y ordena un vino en línea para acompañar tu cena, lo entregan en un par de horas para que lo disfrutes el mismo día, con algo de buena música o viendo alguna película.


Recuerda siempre comprar en tiendas verificadas y seguir las recomendaciones de seguridad para comprar en línea. ¿Listo para empezar a disfrutar los beneficios? ¡Feliz fin de semana!