Lo que debes saber antes de comprar en línea

Mucha gente aún tiene temor de lo que pueda ocurrir con su información personal al comprar en línea, pero cada vez más marcas y empresas se benefician del Internet y ofrecen sus servicios y productos a través de la red, algunas incluso de manera exclusiva.


El Internet es una herramienta muy útil cuando se usa de la manera correcta. Gracias a ella podemos acceder a información, comunicarnos a grandes distancias, realizar trámites y transacciones, o adquirir productos y servicios. El mundo del Internet ha avanzado a pasos agigantados y se mueve rápidamente.


Ahora bien, comprar online es uno de los beneficios que nos ha traído, y tiene muchas ventajas frente a las compras tradicionales, pero debemos ser cuidadosos para no comprometer nuestros datos en Internet. Por eso es importante que te mantengas informado sobre cómo funciona el comercio electrónico y los posibles riesgos que puede tener.


Por eso, hemos puesto para ti un listado de las cosas que debes saber antes de comprar en línea, para que te animes a dar el siguiente paso.


Comprar en línea


Como todo, comprar en línea tiene ventajas y desventajas, aunque las primeras superan por mucho a las segundas. Esto es lo que debes saber al respecto:

  • Existen miles de tiendas en Internet, y puedes tener acceso a todas ellas. La información que corre en línea es pública, así que no importa en qué país estés o qué idioma hables, siempre podrás tener acceso a tiendas en todo el mundo, sólo es cuestión de saber buscar.

  • Pero no todas las tiendas son confiables. Que puedas acceder a todas las tiendas, no significa que todas sean de fiar. Por eso es recomendable que busques en un idioma que conozcas, leas reseñas y recomendaciones de otros compradores, y sepas la información básica que debe brindar una tienda online.

  • Una tienda online confiable siempre debe tener a la vista: precios, ofertas, fotos y descripción detallada del producto, términos legales y condiciones de uso, carrito de compra, reseñas de otros compradores, preguntas frecuentes, y un teléfono, chat o correo de atención al cliente.

  • Hay gente que está muy interesada en que tus compras salgan bien. Por ejemplo, a los bancos les conviene que tus transacciones sean seguras. pues no quieren perder dinero en el acto. Las autoridades también vigilan que tus compras estén protegidas, así como algunas instancias a favor del consumidor como la Profeco o la Condusef.

  • Los estafadores buscan blancos fáciles, aquellos que estén poco informados y que no tienen cuidado con sus datos personales. Por eso debes seguir algunas recomendaciones de seguridad indispensables: que el sitio donde compres comience con https://, que haya un candado al inicio del URL cuando estés por meter tu información, que haya buenos comentarios de otras personas que ya han comprado ahí, entre otros consejos que puedes encontrar en nuestro artículo Tips de seguridad.

  • No debes creer todo lo que hay en Internet. Además de noticias falsas, si no eres precavido puedes ser víctima de un fraude. No hagas caso a correos o mensajes espontáneos que te dicen que eres ganador de algo, cuando nunca aceptaste participar de manera voluntaria en algún concurso o rifa. Recuerda que nada es gratis. Lo mismo aplica para ofertas desorbitantes y productos milagrosos.

  • Hay diferentes métodos de pago y de envío, que te permiten personalizar tu compra a tu gusto. Así, tú decides cuánta información personal quieres revelar en línea, el número de pagos que quieres realizar, cuándo quieres pagar, si quieres usar efectivo o no, cómo quieres que llegue tu compra, etc. Revisa nuestra sección de Pagos y Entregas para conocer más.

  • Comprar en línea es comprar sin molestias. Siempre y cuando sigas las recomendaciones de seguridad, comprar online resuelve los mayores dolores de cabeza que normalmente tiene salir de compras. Ya no tienes que hacer filas para pagar, ni lidiar con multitudes de gente; puedes buscar en diferentes tiendas a la vez y comparar precios en tiempo real; no tienes que salir de casa, puedes pedir desde tu cama y recibir tu compra en la puerta. Además, puedes ahorrarte mucho dinero y controlar mejor tus gastos.

Estas son sólo algunas cosas que debes saber para aventurarte en el mundo de las compras en línea, pero siempre es mejor que te mantengas bien informado, resuelvas tus dudas puntualmente, y cuentes con la ayuda de algún amigo que ya tenga experiencia comprando online para empezar. ¿Te animas?