Usa el Monitoreo de Tiendas Virtuales de Profeco

Cada vez más gente compra en Internet. Tal vez es algo de lo que no te has dado cuenta, pero las transacciones en línea son más comunes de lo que piensas. De hecho, en 2017 80% de las personas que usan Internet en México realizaron alguna compra virtual, y el porcentaje ha ido aumentando con el tiempo.


A medida que el comercio electrónico ha crecido, los métodos de seguridad y las leyes se han vuelto más rigurosas. Han surgido nuevas formas de pago, modelos de encriptación, policía cibernética y nuevas leyes.


Entre las iniciativas que se han impulsado para mejorar la experiencia de compra en línea en México, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) lanzó el programa de Monitoreo de Tiendas Virtuales, el cual verifica que las tiendas en línea mexicanas cumplan con lo estipulado en la Ley Federal de protección al Consumidor (LFPC).



¿Qué revisa el Monitoreo de Tiendas Virtuales?


El Monitoreo lanza un reporte que se actualiza quincenalmente, por lo que la información siempre está al día. En él puedes confirmar si la tienda en línea cumple con los elementos necesarios para proteger tus derechos como consumidor. Estos son los datos que verifica:

  • Política o aviso de privacidad. Los sitios deben especificar qué información recopilan, y cuál es el uso que se le da a la información personal que proporciones.

  • Seguridad de datos personales. Que los sitios cuenten con medios técnicos para encriptar la información personal de sus clientes, incluyendo nombre, domicilio, fecha de nacimiento, RFC, número telefónico y correo electrónico.

  • Seguridad de datos financieros. Que los sitios cuenten con medios técnicos para encriptar tus datos financieros al momento de realizar tu pago.

  • Domicilio físico. Que los sitios muestren una dirección física a la cual puedas acudir en caso de requerir presentar reclamaciones o solicitar aclaraciones.

  • Número telefónico fijo. Que el sitio muestre un número telefónico al cual puedas llamar para presentar reclamaciones o solicitar aclaraciones.

  • Descripción detallada de bienes o servicios. Que se muestre una descripción real, clara y suficiente del bien o servicio en venta, de modo que te sea útil para tomar una decisión de compra.

  • Costos totales e impuestos. Que el sitio muestre los precios en moneda nacional, y que desglose los costos totales, impuestos y costos de envío.

  • Información sobre formas de pago. Que los sitios informen sobre los medios de pago disponibles.

  • Condiciones de envío o entrega. Que los sitios informen los tiempos y medios de entrega, así como el área de distribución.

  • Condiciones de cancelación, devolución o cambio. Que los sitios informen cuáles son los criterios, plazos, penalizaciones y otras condiciones para realizar una cancelación, devolución o cambio.

No olvides que la seguridad también depende de ti, puedes conocer algunos consejos básicos en nuestra sección “¿Cómo?”. Con estas medidas, actualmente comprar en línea es tan seguro como hacerlo en una tienda física. A la fecha se han monitoreado más de 5 mil sitios, y cada día se añaden más.


Siempre que quieras hacer una compra en línea, entra a la página del Monitoreo de Tiendas Virtuales para confirmar que el sitio es seguro. Si detectas que falta algún sitio, quieres asesoría y necesitas hacer una denuncia, puedes llamar al Teléfono del Consumidor: 5568 8722 en CDMX y área metropolitana, y el 01 800 468 8722 en el resto del país. O bien envía un correo a monitoreodetiendas@profeco.gob.mx.