Ventajas y desventajas del comercio online

El comercio electrónico ha revolucionado la forma en que realizamos nuestras compras de todos los días. Si bien todavía hay gente que desconfía de las compras en línea, es un hábito que gana popularidad paulatinamente, pues presenta varias ventajas frente al comercio tradicional.


Viviendo en la era digital, no podemos dejar de lado lo que supone tener presencia en Internet, pues el consumidor del siglo XXI empuja cada vez más la demanda de bienes y servicios en línea, y las compañías han tenido que mejorar sus capacidades para responder a ella y mantenerse competitivas.



Mientras que los consumidores encuentran en línea una gran oferta y gran valor por su dinero, los vendedores tienen en Internet un nuevo nicho de venta y una manera de ampliar sus posibilidades de negocio. Todos ganas.


Entonces, ¿cuáles son las ventajas y desventajas del comercio online? A continuación enlistamos las principales.


Ventajas y desventajas del comercio online


Mitos:

  • Se ha creado una imagen de inseguridad alrededor de las transacciones en línea, debido al fraude electrónico que surgió sobre todo en los inicios del e-commerce. Al respecto, debes saber que tanto los bancos como las autoridades ahora se toman el comercio electrónico muy en serio, y vigilan todos los días las tiendas online, por lo que comprar en línea hoy es tan seguro como comprar en una tienda física.

  • También existe un aire de desconfianza por no tener contacto directo con el producto físico antes de la compra, pues estamos acostumbrados a tocar y ver directamente la mercancía. Sin embargo, recordemos que hay productos que no siempre tenemos permitido probar, y aún así a veces abusamos de esta tendencia.

  • Algunos también apelan que existe una falta de toque personal o humano al comprar en línea, poniendo de por medio un medio electrónico; sin embargo, esto también se ha ido desvaneciendo, ya que los vendedores se han dado cuenta que la atención personalizada es necesaria para que sus clientes sientan confianza y empatía para comprar sus productos. Hoy las tiendas en línea son muy amigables.

  • Cierto: las tiendas en línea, sin excepción alguna, requieren de una conexión a Internet. Sin embargo, no olvidemos que cada vez más población tiene acceso a Internet, y se estima que para el 2020 el 97% de la población en México cuente con cobertura de red*.

  • Aunque para algunas personas tener que pagar gastos de envío supone una desventaja, hay que tomar en cuenta que muchas veces éstos son más económicos que los gastos de traslados que uno tendría que hacer, especialmente si se tuvieran que recorrer grandes distancias sólo para obtener el producto.

*De acuerdo al indicador de infraestructura del estudio “Hacia la transformación digital de América Latina y el Caribe: El Observatorio CAF del Ecosistema Digital”, realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina.


Ventajas:

  • El comercio electrónico cambia todo el tiempo a un ritmo acelerado, por lo que las compañías han tenido que cambiar sus mecanismos para poder entender y adaptar sus estrategias rápidamente, para brindar mejor atención a sus clientes.

  • Los vendedores han tenido que mejorar su logística para brindar una experiencia de compra más completa a sus clientes. Actualmente, toda la logística corre a cargo del vendedor, facilitando mucho la vida del consumidor.

  • Internet ha permitido que exista una comunicación más fluida entre el vendedor, el distribuidor y el consumidor, con la misma intención de mejorar la experiencia. Ahora es más fácil conocer detalles del vendedor antes de comprar.

  • Al no poder interactuar directamente con los productos físicos, la información que se encuentra en Internet es muy detallada, lo que permite comparar característica y precios antes de comprar definitivamente.

  • Poder tener un catálogo en línea ha posibilitado erradicar los costos de renta y almacén para mucho negocios, por lo que pueden brindar mejores precios, e incluso ofertas y descuentos sin arriesgar sus ganancias. De hecho, los vendedores obtienen mejores ganancias por venta unitaria.

  • El ahorro de tiempo es una de las grandes ventajas para los consumidores, quienes se evitan largos traslados e incomodidades como hacer filas o embotellamientos de tránsito. También los mecanismos de envío ya están muy automatizados, por lo que los procesos se agilizan y el tiempo entre el pedido y la entrega es más corto.

  • Al comprar en línea se eliminan las limitaciones geográficas, pues se puede acceder a tiendas de cualquier parte del mundo y hacer pedidos internacionales, por lo que la variedad de artículos y servicios que se pueden adquirir en línea es simplemente inmensa.

  • Nada se compara con la experiencia de poder comprar desde cualquier lugar, sin tener que trasladarse, y recibir tu compra en la puerta. No sólo es cómodo y práctico, sino también muy conveniente, e incluso provoca esa pequeña emoción de cuando esperas algo con ansias y finalmente lo recibes.

El comercio electrónico sigue creciendo y todavía queda camino por recorrer, pero las ventajas frente al comercio tradicional es evidente, y mientras más pronto las experimentes, más rápidamente podrás disfrutar de todos sus beneficios.