Airbnb. Renta tu casa y gana dinero. Conoce las mejores prácticas para aprovechar esta plataforma.

Airbnb es una de esas plataformas que vinieron a revolucionar la manera en que buscamos y ofrecemos alojamiento, no importa si es para un viaje de negocios express o unas largas vacaciones.

Con casi una década cumplida —lo cual llega en este mes de agosto — Airbnb tiene presencia en más de 65 mil ciudades y 191 países, lo cual ha vuelto a sus fundadores Brian Chesky y Joe Gebbia, en multimillonarios, quienes iniciaron este negocio porque en aquel entonces, no tenían suficiente dinero para pagar el alquiler de su piso, pero encontraron una oportunidad y una idea para echar a andar. Y les salió bastante bien.

Ahora es momento de que tú aproveches esta plataforma para llevarte una ganancia extra que a nadie le cae mal, ¿no? ¿Cómo hacerlo? Si tienes un espacio en tu casa o apartamento que no estés usando, puedes aprovecharlo para que algún viajero se hospede.

Incluso, puedes rentar todo un inmueble.

Tus reglas. Los viajeros encuentran el hospedaje en la plataforma, pero tú eres el que dicta que sí y que no está permitido, como por ejemplo si se puede fumar, hacer fiestas o las horas de ingreso y salida, así como la forma en la que interactúas con los viajeros.

Atención 24/7. Airbnb cuenta con atención en todo momento para los anfitriones. Puedes comunicarte con la plataforma en caso de tener dudas, necesita un consejo o herramienta para que la experiencia de tus huéspedes sea la mejor.

Garantía de seguridad. Nadie ni nada está exento a los accidentes. En caso de que el alojamiento que estás ofreciendo en Airbnb sufra algún daño, cuenta con cobertura por hasta 1 millón de dólares para cubrir estos gastos. También hay un seguro de protección para el anfitrión, en el caso de que los huéspedes tengan algún accidente.

Para colocar un alojamiento en Airbnb y ser un anfitrión, hay que seguir algunos pasos súper sencillos:

  1. Lo primero que tienes que hacer cuando estés dentro de la plataforma, es seleccionar el tipo de alojamiento que tienes: si es una habitación privada o compartida, para cuántas personas y en qué lugar está ubicada.

  2. Hay que especificar el tipo de alojamiento que darás, es decir, si es una casa o un departamento y los beneficios que contarán los visitantes.

  3. Después, se coloca la ubicación exacta del lugar, la cual será revelada únicamente cuando la reserva se concrete.

  4. Colocamos los aditamentos con los que contarán los viajeros: botiquín, productos de aseo personal, cerrojo en la puerta de su habitación, WiFi. Todo esto nos ayuda para que los visitantes estén preparados para el viaje.

  5. Sube unas fotografías para mostrar el lugar, ¡y a esperar las reservas!

Airbnb te recomienda utilizar un calendario, que está dentro de la plataforma, para indicar los días en los que está disponible tu espacio.

¿Cuánto cobrar? Lo que tú quieras, pero si no sabes qué precio colocar, Airbnb te da sugerencias dependiendo de la fecha y el lugar.

¿Cómo voy a recibir el pago? Airbnb cobra un 3% de comisión por cada alojamiento que se concrete. No hay pagos en efectivo. Los clientes pagan directamente en la plataforma y a ti se te envía por Paypal, transferencia bancaria o depósito directo.

¡Listo! Con esta información, estarás preparado para rentar tu espacio y tener un ingreso extra.