Aprovecha los meses sin intereses en línea

Las compras a meses sin intereses (MSI) son una opción muy popular en México, es un beneficio de las tarjetas de crédito que permite hacer compras sin tener dinero inmediato, difiriendo los pagos para mayor facilidad. Además, una gran cantidad de negocios ofrecen esta opción.


Pagar a mensualidades es un método de pago cómodo, práctico y seguro, y hace más llevadera una deuda, sin embargo, debes ser cuidadoso de no exceder tus gastos para realmente evitar los intereses.


A continuación, te explicamos este método de pago y te damos algunos consejos para que aproveches los MSI.


Comprando a meses sin intereses


Por lo regular, las tiendas en línea ofrecen meses sin intereses que van desde los 3 a los 48 meses. Dependiendo de los meses que hayas escogido, tu banco irá cobrando una cantidad fija mensual en tu factura, correspondiente a la fracción del monto total.


¿Qué es lo que debes hacer si quieres aprovechar este método de pago al comprar en línea? Es muy sencillo, solo debes realizar tu compra como normalmente lo harías, y cuando llegues al momento de realizar tu pago, esto es lo que debes hacer.

  • Asegúrate de que estás en un sitio seguro para comprar. El el URL de la página, debes haber un pequeño candado cerrado; esto significa que la información que estás a punto de compartir está segura.

  • Lee las políticas de privacidad de la tienda para saber qué datos tuyos almacenará, con qué fin, y si la compartirá con alguien más. También lee los términos y condiciones de la tienda, donde se especifican las políticas internas sobre compras, métodos de pago, cambios y devoluciones.

  • Verifica que el sitio donde quieres comprar acepte meses sin intereses. A pesar de que todos aceptan tarjetas de crédito, no siempre tienen la opción de MSI. Así que antes de cerrar tu compra, asegúrate de que tu tienda maneje esta opción.

  • Es recomendable que pagues a MSI sólo aquellas cosas de un monto que sepas que podrás pagar sin problema, con una vida útil mayor al tiempo que tardarás en pagarlas. Es decir, es mejor comprar un sillón a meses sin intereses, que una comida del día.

  • Siempre revisa que respeten el precio marcado en el producto. Al momento del pago, el total será retenido en tu tarjeta de crédito, por lo que no podrás contar con ese dinero para otras compras, pero el cobro mensual reflejado debe ser sólo lo proporcional a los meses que escogiste.


¿Qué pasa si no pago?


Ahora bien, al momento de la compra los pagos pueden parecerte pequeños, pero la suma de estas parcialidades pueden resultar en grandes gastos. Por eso debes ser muy consciente de tu balance financiero al pagar a MSI, pues si te te atrasas en los pagos acabarás endeudándote a un plazo mayor que el del esquema original.


Para evitarlo, aquí van unas pequeñas recomendaciones de parte de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef):

  1. Razona tu compra. Antes de adquirir un producto pregúntate si en realidad lo necesitas o sólo lo adquieres porque está en promoción. Muchas personas asisten a las ventas nocturnas sin ninguna idea clara de lo que comprarán. Piensa que cada vez que realizas una compra a crédito estás comprometiendo tus ingresos futuros.

  2. ¿Puedes pagar? Cerciórate de que podrás cubrir las mensualidades sin riesgo de incumplir, para ello calcula tu capacidad de pago: divide el importe de la compra entre el número de pagos a los que te estás comprometiendo y proyéctalo en tus gastos recurrentes.

  3. Compara precios. Es importante comparar, pues seguramente encontrarás precios distintos en cada establecimiento. Eso te permitirá aprovechar las diferencias y conocer si realmente pagarías el mismo precio a meses que si lo compraras de contado.

  4. Haz que el beneficio dure. Compra bienes duraderos, no es recomendable que utilices este esquema para compras menores, compras que se van a repetir el siguiente mes como la despensa, o productos que pierden su valor en el corto plazo.

  5. Paga a tiempo. Si no cumples con una de las mensualidades, el banco o la tienda comercial te cobrará intereses. Por eso es importante no excederse en este tipo de compras; lo recomendable es tener máximo dos artículos bajo este esquema cuyo monto total no exceda tu capacidad de pago.

  6. Verifica que te hagan válida la promoción. Al momento de firmar el voucher asegúrate de que la cantidad que aparece es la correcta y coincide con la copia que te entrega el comercio, además debe especificar que la compra fue a meses sin intereses, pues si firmas el voucher sin que éste lo diga, no podrás reclamar. Guarda los tickets de compra, te servirán como comprobantes en caso de necesitar una aclaración.

  7. Liquida tu adeudo. Puedes liquidar el monto restante de la promoción antes del plazo establecido. En algunos bancos tienes que avisar que deseas liquidar tu adeudo directamente en sucursal o por teléfono, de lo contrario tu pago se tomará como saldo a favor y te seguirán cobrando la mensualidad.

Ahora que ya conoces cómo comprar a meses sin intereses y evitar recargos, sé un comprador inteligente y aprovecha esta forma de pago comprando en línea.