¿La entrega de paquetes es costosa?

Comprar en línea tiene muchas ventajas. Además de poder hacerlo en cualquier lugar y a cualquier hora, contrario a lo que mucha gente piensa, comprar online es una gran ayuda para tu bolsillo.


¿Cómo? ¿No es más caro comprar en Internet y a parte la entrega de paquetes es carísima? Pues no. Si eso es lo que has estado creyendo, entonces has vivido engañado.



Las tiendas físicas y las tiendas en línea por lo general mantienen sus precios equivalentes. Comprar en línea es igual que comprar en tiendas físicas y, de hecho, puede ser hasta más conveniente. ¿Por qué? Aquí te explicamos:


1) Precios competitivos. Antes que nada, debes saber que no por estar en línea las tiendas suben sus precios, pues esto no les convendría. Para los comercios, contar con una plataforma digital es una manera de diversificar su negocio, por lo que vender más caro en un lugar que en otro sería competir contra sí mismos.


2) Ahorro de inventario. Hay tiendas que sólo están en Internet, y al no tener que costear un establecimiento ni largos inventarios, pueden ofrecer buena calidad a mejores precios.


3) Promociones exclusivas. A todo esto, podemos sumar que las tiendas online muchas veces se dan el lujo de lanzar descuentos y promociones sólo para los compradores en Internet, por las mismas razones que ya explicamos.


4) Envíos económicos. A los vendedores no les conviene cobrar envíos caros, pues es un factor determinante al momento de la compra. Existen servicios de paquetería seguros y con precios preferenciales que las tiendas aprovechan para mantener sus mejores precios ante la competencia. Muchas veces, las tiendas incluso ofrecen el envío gratuito en compras superiores a cierta cantidad.


5) Más envíos, menos traslados. Comprar en línea es muy cómodo, lo único que tienes que hacer es pedir y dejar que las compras lleguen a ti. Y lo mejor es que el envío siempre es más económico que lo que te costaría salir de casa, trasladarte hasta el lugar, hacer tus compras, y luego trasladarte de regreso. Dependiendo del peso y el tamaño del producto, un envío puede costarte desde $30.


Comprar en línea es la versión más práctica de salir de compras, pues toda la logística queda del lado del vendedor, desde el apartado de los productos hasta la entrega de paquetes, así que de lo único que debes preocuparte es de recibir tu pedido y disfrutar.


Ahora que ya sabes que el envío por paquetería no es tan costoso como te habían contado, ¿qué te detiene para comprar en línea? Da el clic y comienza a experimentar los beneficios.