Cómo comprar en línea y pagar en efectivo

¿Te imaginas salir de compras sin llevar dinero contigo? Normalmente esto sonaría como una locura pero, aunque no lo creas, esta es una de las tantas ventajas de comprar en línea.


Las compras en línea tienen un montón de beneficios. Por ejemplo, puedes realizar tu pedido desde donde sea sin importar la hora, y puedes elegir productos de cualquier parte del mundo. Pero si hay algo que resulta especialmente conveniente, son los diferentes métodos de pago entre los que puedes elegir.


Hoy vamos a platicar sobre cómo puedes hacer tu compra completamente en línea, y pagar físicamente al recibir tu mercancía.



Cómo comprar en línea


La mejor parte de comprar en línea es que elimina los inconvenientes, pero no la experiencia. Comprar en línea se parece mucho a comprar físicamente… si pudieras multiplicarte para visitar varias tiendas a la vez, comparar precios y ahorrar mucho tiempo.


El comercio en línea nos ha facilitado actividades que, de otro modo, nos tomaría bastante tiempo y esfuerzo realizar, desde ir al supermercado hasta comprar un viaje todo pagado a la playa. Pero la experiencia sigue siendo tan o incluso más satisfactoria que haberlo hecho de manera física.


Esto es porque comprar online significa comprar a tu manera: puedes elegir entre un extenso catálogo, decidir cuándo y dónde quieres que llegue tu compra, y cómo quieres pagar.


Si quieres aprovechar la opción de comprar y pagar en efectivo, es muy sencillo. Simplemente debes hacer tu pedido como normalmente lo harías, pero al momento de llegar al momento de pago, seleccionar la casillas de “pagar al recibir”, que también puede decir pago contra entrega o COD (Cash On Delivery). Esto generará una orden de compra y un número de referencia, que te servirá para darle seguimiento a tu pedido.


Recuerda estar en contacto con el vendedor para conocer las opciones de envío y entrega que ofrecen.


Pagar al recibir


La mayoría de las tiendas en línea ya ofrecen experiencias de compra mixtas: puedes elegir tus productos, introducir tu domicilio y hacer tu pedido completo, y pagar hasta que esté en la puerta de tu casa.


Este método es conocido como pago contra entrega, y significa que en lugar de pagar por adelantado dentro de la tienda virtual, puedes comprar a distancia y pagar ya sea en efectivo o con tarjeta una vez que llega tu compra.


Toma en cuenta que, por lo regular, al usar este método de pago es probable que el vendedor añada una pequeña cuota por los riesgos que el distribuidor debe asumir, pero no es excesiva. También se trata de una forma de pago que funciona mejor para compras pequeñas o medianas, pues existe un límite de dinero que las paqueterías permiten trasladar.


Aunque para mucha gente resulta muy conveniente comprar con tarjetas de crédito o débito, a otros les da seguridad tener la opción de pagar una vez que llega su compra, especialmente al ser la primera vez comprando en una tienda, o simplemente si no cuenta con una tarjeta bancaria.


Cada vez hay más opciones de compra, pago y entrega que puedes aprovechar al comprar en línea. Esto no significa que haya un método que sea mejor que otro, simplemente que puedes elegir la alternativa que más te convenga.