Cómo pagar servicios por Internet

El comercio electrónico ha permitido a miles de negocios florecer, darse a conocer, y alcanzar más clientes. Existen una infinidad de productos que pueden ser adquiridos en línea, pero ¿sabías que también puedes pagar servicios por Internet?


No sólo las tiendas se han expandido en línea, sino también diferentes empresas e instancias que ofrecen todo tipo de servicios: desde la luz o el teléfono, hasta seguros de gastos médicos y donativos.


Así como productos, hay una gran variedad de servicios que se pueden pagar en línea, aunque el proceso es un poco distinto. Aquí te explicamos.


Pagar servicios por Internet


Hacer el pago de tus servicios por Internet es muy conveniente, sobre todo al tratarse de pagos recurrentes. Hacerlo es incluso más sencillo que comprar en una tienda en línea, pues las opciones no son tantas.

  • Lo primero que debes hacer es identificar la compañía a la que le pagarás el servicio. Por ejemplo, si es la luz, tendrás que pagarle a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Si es el teléfono, será a la compañía con la que tengas contratado este servicio.

  • Dirígete a tu buscador y escribe el nombre de la compañía. Debe aparecer entre las primeras opciones. Ten a la mano el último recibo que tengas por el servicio contratado.

  • Una vez que te encuentres dentro de la página oficial de la empresa, busca la sección de pago en línea. Casi todas las compañías de servicio ya cuentan con esta opción.

  • Te pedirán que teclees algún número o clave de referencia, tu número de cliente o de contrato, y algún dato más dependiendo del servicio. Toda esta información está en tu recibo, por eso es importante que lo tengas.

  • Corrobora que los datos que ingresaste sean correctos, y que la información sea efectivamente la de tu cuenta antes de continuar.

  • Una vez que estés seguro de que todo coincide, te solicitarán tu información bancaria. Llena todas las casillas obligatorias y da aceptar.

  • Espera tu confirmación de pago exitoso, ¡y listo! Así de fácil es pagar servicios en línea, y podrás contar un mes más con el beneficio.

Ventajas de pagar tus servicios por Internet


Además de ser muy sencillo, existen algunas ventajas de pagar tus servicios en línea, que hacerlo de manera física no te da.

  • Primero, la comodidad de evitar largas filas sólo para realizar tu pago.

  • Paga sin tener que trasladarte a ningún lado. A veces tan sólo encontrar las sucursales de la compañía que buscas es una odisea.

  • Al pagar en una compañía oficial, ten la confianza de que tu información personal y bancaria se mantiene resguardada, y el pago es totalmente seguro.

  • Muchas compañías ya te permiten descargar su app para facilitar aún más tus pagos, y que puedas realizarlo donde quiera que estés.

  • Si se trata de un pago recurrente, puedes guardar la información de tu tarjeta para que el pago se haga automáticamente cada mes.

  • El tiempo que ahorras al pagar en línea es invaluable.

Cada vez más empresas se suman al comercio electrónico, y las transacciones en línea ahora son cosa de todos los días. Si todavía no estás seguro de si puedes pagar en línea con tu compañía, puedes encontrar algunas de las empresas afiliadas a la AMVO, o bien busca directamente en tu explorador.