Consejos para empresas que venden por Internet

Vender por Internet es una excelente oportunidad para ampliar tu mercado o poner un negocio propio. Aunque existen muchas facilidades para comenzar a vender en línea, es necesario planear y poner mucho empeño para que se convierta en un negocio exitoso. Incluso las empresas que ya tienen experiencia vendiendo físicamente se enfrentan a algunos retos al migrar a Internet.

Por eso es importante conocer los riesgos de emprender en línea y saber cuáles son los errores comunes en los que cae la gente. Para que no te pase, hoy hemos preparado una lista de consejos básicos para las empresas que venden por Internet.

  1. Pon atención a los detalles. Cierto, no se necesita invertir mucho para poner tu tienda en línea, pero debes cuidar que la plataforma en la que vendes sea amigable con tu público. La gente que compra en Internet busca sitios que le inspiren confianza y sean fáciles de entender. No se trata sólo de vender tus productos, sino de vender toda la experiencia completa de compra.

  2. Intenta varias veces. Poner un negocio en línea no es garantía de que va a funcionar mágicamente desde el primer día. De hecho, casi nunca es así. Lo que ha funcionado en tu tienda física no necesariamente funcionará en una tienda online. Pero no te desanimes, la ventaja de tener que invertir poco para comenzar, te permite intentar diferentes vías, y puedes ver los resultados en periodos cortos para tomar las decisiones debidas. No te preocupes, es normal, sigue intentando.

  3. Comienza con herramientas gratuitas. Para maximizar el ahorro, sobre todo si es un negocio completamente nuevo, lo mejor es comenzar utilizando herramientas gratuitas. Existen muchas opciones de templates y distintas plataformas en Internet. Busca la que mejor se ajuste a tus necesidades, y que resalte tus productos en venta. Sácale provecho.

  4. Ten todo en regla. Es muy importante que al vender en Internet tengas todos los asuntos legales al corriente. Recuerda que debes poner al público tu documento de Términos y Condiciones, así como tu Aviso de Privacidad. Para saber más sobre qué es obligatorio poner en tu tienda en línea, puedes consultar el Monitoreo Virtual de Profeco.

  5. Sé claro y directo. Los precios de tus productos siempre deben ser visibles y las descripciones detalladas. Pero, además, en Internet debes ser muy directo al comunicarte con tu público. Si quieres que las personas te contacten, pon un botón que diga “contáctame”. Si quieres que tomen una oferta, simplemente dilo: “aprovecha la oferta”. Los consumidores en línea esperan ver información precisa.

  6. Haz ofertas inteligentes. Las ofertas son un buen método para generar tráfico hacia tu página de Internet, pero esto no significa que debas poner toda tu tienda en descuento. Una tienda que tiene demasiadas ofertas puede dar la apariencia de ser barata, de poca calidad o incluso falsa. Es mejor tener una sección de ofertas especiales y lanzar promociones de vez en cuando.

  7. Apóyate en las redes sociales. Para tener más presencia en línea, no basta con abrir tu tienda en Internet. Es importante que también aproveches las redes sociales para promocionar tu página, ganar clientes y generar una imagen positiva hacia tu tienda. No es necesario que estés en todas las redes sociales, pero sí en las que más usa tu mercado.

  8. Marca una diferencia. La oferta de productos y servicios en Internet es inmensa, es muy probable que lo que tú vendes también lo esté vendiendo alguien más. Entonces, ¿qué te hace diferente? Si tienes un producto original, ¡felicidades!, ya tienes una ventaja, pero si no, recuerda el primer consejo: la diferencia está en los detalles. Los consumidores en línea buscan buenos precios, calidad, pero sobre todo una experiencia de compra satisfactoria.

Ahora que ya lo sabes, ¿crees que hay algo que debas cambiar en tu estrategia de ventas? ¿Qué otro consejo le darías a otros vendedores en línea como tú?