No tengo tarjeta para comprar por Internet

No tener una tarjeta para comprar por Internet ya no es ningún pretexto, pues hoy en día existen diferentes modalidades de pago que ofrecen las tiendas en línea, para que sea más cómodo y práctico para ti.


¿Cuáles son las opciones de pago que tienes si no cuentas con una tarjeta? Aquí te contamos.



Opciones sin tarjeta para comprar por Internet


Las tiendas virtuales se han dado cuenta de que para muchas personas un obstáculo es que no cuentan con tarjeta de banco para pagar en línea, o simplemente prefieren no usar el pago virtual.


Respondiendo a esta necesidad, la mayoría de las tiendas online ahora ofrecen una o varias de las siguientes opciones, para comodidad de sus clientes:


Depósito bancario. En esta modalidad de pago, el vendedor te brinda un número de cuenta o CLABE con la que puedes hacer tu depósito en efectivo directamente en la ventanilla de un banco. Debes ponerte en contacto con el vendedor a lo largo del proceso, y enviar tu comprobante una vez que realices el pago. Una vez que el vendedor verifique que el pago ha sido hecho, enviará tu mercancía hasta la puerta de tu casa.

Efectivo contra entrega. Otra opción común es el pago en efectivo al momento de la entrega. Por lo regular, en esta modalidad el vendedor añade una pequeña cuota que cubre el pago del mensajero por mover efectivo, así como un seguro por posibles pérdidas o robo del dinero. En este caso, el vendedor es el que asume los mayores riesgos, pues se expone a tener que pagar todo el envío incluso si hay devoluciones o incluso si el pedido es falso. Si optas por esta opción, debes ser muy responsable para no ocasionarle problemas al vendedor. Toma en cuenta que con esta modalidad hay un límite compra, pues los mensajeros no se exponen a mover grandes cantidades de dinero en efectivo.

Tarjeta prepagada. Otra facilidad que ofrecen muchas tiendas es la compra con tarjetas de prepago, en las que puedes disponer de la cantidad de efectivo que quieras y usarlas para comprar en un sitio en específico o en varios, dependiendo del tipo de tarjeta. Esta tarjeta se usa como si fuera una tarjeta de débito común, y pueden ser de un sólo uso o recargables. Si son de uso único, por lo regular son más caras y la cantidad que hayas pagado por ella es la misma cantidad de dinero que podrás usar para comprar. Si se trata de una tarjeta recargable, te cobrarán únicamente por la activación del plástico, y podrás depositar la cantidad de dinero en efectivo que desees. Consulta cuánto es lo máximo que puedes depositar en la tarjeta para saber si es suficiente para comprar lo que quieres.

Tiendas de conveniencia. Otra opción que se ha vuelto muy popular es el depósito en efectivo en diferentes tiendas de conveniencia, ya que te permite realizar depósitos inmediatos en horarios más extensos que los de los bancos, y hay sucursales prácticamente en cada esquina. Esta opción es parecida a la del depósito bancario, ya que el vendedor también debe proporcionarte un número de tarjeta o referencia para realizar tu depósito. De la misma manera, deberás enviar tu comprobante de pago y el vendedor deberá verificar que el depósito se haya realizado, para comenzar el proceso de envío de tu pedido.


Ahora que ya sabes que puedes comprar en línea aún sin contar con una tarjeta de débito o crédito, ¿qué te detiene? Comienza hoy, y descubre todos los beneficios de comprar online.