Qué debes revisar en los términos y condiciones

Al pie de todas las páginas de Internet se encuentra una sección llamada Términos y condiciones, ¿pero qué son y para qué sirven?


Todas las tiendas en línea tienen la obligación de indicar cuáles son los derechos de sus clientes, sus responsabilidades como vendedor y los derechos específicos del negocio. Esto lo hace a través de los términos y condiciones de uso.


Importancia de los términos y condiciones


En pocas palabras, se trata de las condiciones que la tienda online establece para regular la relación con sus clientes, y ya que se redactan de manera unilateral, no son negociables. Sin embargo, una página que no cuente con esta sección, simplemente no es de fiar.


La redacción incompleta o inadecuada de estas condiciones pueden meter a la tienda en serios aprietos, por lo que suelen ser muy específicas. Incluir reglas detalladas de la relación cliente-vendedor, te permite conocer qué responsabilidades asume la tienda, y cuáles son tus derechos al comprar ahí.


Por eso es tan importante poner atención a los términos y condiciones, y leerlos antes de realizar cualquier compra. De hecho, en cualquier tienda electrónica te pedirán que los aceptes para poder hacer tu pago. Si las firmas sin leer, puedes estar aceptando una condición con la que no estés del todo de acuerdo.


Qué deben incluir


Las condiciones deben ser claras y sin ambigüedades, de modo que se entiendan con facilidad las responsabilidades de la tienda, cuáles son los plazos de entrega, los tipos de pago y de envío, garantías, devoluciones y, en fin, todo lo que necesitas saber para una experiencia de compra satisfactoria.


Esto es lo que deben contener los términos y condiciones:

  • Datos de identificación. Se deben señalar los datos de la empresa o tienda online, para que los clientes tengan conocimiento de con quién están tratando.

  • Productos y servicios. Aquí se especifican los productos y servicios que la tienda ofrece, con la finalidad de que no haya confusiones. Aquí también se definen las políticas de devolución.

  • Responsabilidades. Es importante que se establezca de manera precisa cuáles son las responsabilidades de la tienda y dónde terminan, para evitar algún problema.

  • Precios y pagos. La fijación de precios y pagos de los productos también deben aparecer, incluyendo información sobre promociones, devoluciones, reembolso, pérdidas, tarifas extra, entre otras.

  • Garantías. Es importante conocer cuáles son las garantías al comprar un producto. Aquí se deben responder todas las preguntas al respecto, como duración, extensiones y factores que anulan la garantía.

  • Derechos de autor y marcas registradas. Se debe señalar quién es el titular de los elementos que componen la página web, y el tipo de licencias de uso que se otorgan a los usuarios sobre dichos elementos.

  • Cese del servicio. Tienes derecho a terminar la relación con la tienda cuando quieras, y aquí se especifica cómo hacerlo. Por ejemplo, si quieres darte de baja de alguna suscripción.

  • Legislación aplicable. Los términos y condiciones deben cumplir con la ley vigente, y aquí se especifica cuál es ésta, y se establece cuál es el sistema extrajudicial donde se dará solución a los conflictos que puedan surgir.

  • Cambios en el acuerdo. Esta cláusula especifica si se pueden hacer cambios en los términos y condiciones y con qué periodicidad.

Recuerda que como consumidor tienes derechos básicos que también deben respetarse, puedes conocer más al respecto aquí. Ahora ya sabes por qué es importante leer los términos y condiciones al comprar en línea, no olvides revisarlos la próxima vez.