Las formas de entrega más frecuentes

Según un estudio de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), 92% de los compradores online están contentos con sus entregas. ¿Sabes cuáles son las formas de entrega que puedes escoger al comprar online? Aquí te decimos.

Una de las grandes ventajas de comprar en línea es que puedes comprar desde la comodidad de tu casa, y recibir tus productos en donde sea que te encuentres. Además de poder elegir entre una infinidad de tiendas y diversos métodos de pago, también existen diferentes formas de envío y entrega para escoger, de acuerdo a tu agenda y tus necesidades.

Es importante que cuando compres en línea conozcas cuáles son los métodos de entrega que ofrece la tienda, para no caer en malos entendidos. Puedes encontrar esta información en la sección de Preguntas frecuentes de la página. No importa si la tienda es local o extranjera, siempre tendrán algún método de envío que te convenga.

Normalmente, las tiendas hacen los envíos por servicio de paquetería o a través del servicio postal, dependiendo de las exigencias de tiempo que requieras. A continuación, te presentamos cuáles las formas de entrega más usuales.




Formas de entrega


Estándar: Los envíos estándar por lo regular son los más económicos, y tardan entre 2 y 5 días hábiles en llegar, dependiendo de la distancia a recorrer. Este método es ofrecido por los principales servicios de paquetería. Es importante que siempre indiques la hora en la que prefieres que llegue tu pedido, que siempre haya alguien para recibirlo, y que te mantengas atento durante este tiempo para no tener problemas con tu entrega.

Internacional: Para el envío internacional normalmente se usa el servicio postal, y debes saber que en este caso te cobrarán el paso por la aduana. Las tiendas siempre te darán algún estimado de tiempo de entrega, pero con esta opción es difícil saber con certeza, y los pedidos pueden tardar entre dos semanas y dos meses. Procura que siempre haya alguien para recibir el paquete en tu domicilio para evitar mayores contratiempos.

Programado: El envío programado es muy conveniente si tienes una agenda apretada. Desde luego, el envío se cobra pero el importe puede variar dependiendo de la distancia y el tamaño del paquete. Esta opción es muy buena cuando se trata de comprar el súper, por ejemplo, pues ya existen horarios de entrega locales específicos entre los cuales puedes elegir. Y cuando se trata de envíos nacionales, esta opción no es tan específica, pero también puedes elegir si prefieres que te lo entreguen por la mañana, la tarde o la noche. Si cuentas con poco tiempo, este método funciona bien para ti.

Exprés: A veces simplemente no podemos esperar tanto tiempo para que llegue nuestro pedido, por lo que necesitamos un método urgente. Es por eso que la mayoría de las tiendas en línea ofrecen una opción exprés, aunque muchas veces está reservada para clientes frecuentes o premium. Siempre consulta los términos y condiciones de la tienda. Las principales formas de entrega exprés son:

  • Mismo día: Si haces tu pedido antes de cierta hora establecida por la tienda, puedes recibirlo a lo largo del día. Esta opción está limitada a ciertos códigos postales.

  • Inmediato: Normalmente tardan máximo tres horas, y también está limitado a ciertos códigos postales.

  • Día siguiente: Pídelo hoy, y recíbelo al otro día. Esta modalidad está disponible prácticamente en toda la República.


En tienda o almacén: Si eres de los que nunca sabe cómo van a estar sus horarios, o el establecimiento de la tienda donde compraste te queda “de paso”, siempre puedes optar por recoger tu pedido personalmente. Para esta opción, es necesario que lleves una identificación oficial y el comprobante de tu compra, de otra manera no podrás recoger tu paquete. También puede ocurrir que, si no encontraron a nadie en tu domicilio, debas pasar personalmente al almacén postal o de paquetería que te corresponda para recoger tu pedido. En cualquiera de los casos, es importante que consultes los términos y condiciones de la tienda o del almacén, para saber cuál es el tiempo límite que tienes para recogerlo.

Ahora ya sabes cuáles son los métodos de entrega más usuales, escoge el que mejor te acomode y comienza a comprar en línea con todas las comodidades.